Archivo del sitio

Segundo viaje en marcha! Destino Machu Picchu

AMANECE EN LA RUTA. Después de tanta organización, ahorrar, ilusionarse, soñar, llegó el momento de armar nuestras mochilas y emprender la ruta nuevamente. Este sería nuestro 2do viaje a dedo y el triple de distancia que el anterior, asique las perspectivas y la ansiedad también era el triple. Para ser exactos partimos con nuestras mochilas el lunes 16 de enero bien temprano.

La idea era no gastar en transporte asique desde Bariloche hasta el cruce de la ruta a Villa La Angostura tuvimos la suerte de que nos acercaran. Apenas nos bajamos nos llevaron hasta VLA. Desde ahi nos costó un poco salir del pueblo asique empezamos a caminar, minutos más tarde nos acercaron hasta el Lago Espejo. Y un rato más tarde hasta la ciudad de Osorno. Hicimos noche y al otro día temprano estabamos en la misma ruta que el año anterior haciendo dedo como hacía un año atrás.

Aquella mañana, de clima favorable, y después de unos minutos haciendo dedo, frenó un trabajador rural el cual entre charla y charla nos acercó unos 60 km. Y de ahi un camionero el cuál nos llevó hasta Santiago directo. Llegó la hora del almuerzo y nos invitó muy amistosamente a un parador donde hacen unas riquísimas humitas. Nunca habíamos comido humitas, nos encantó. Continuamos viaje y entre decenas de anécdotas fue anocheciendo. Increíblemente el mismo día que salimos desde Osorno llegábamos a Santiago. También increíble la muy buena onda del camionero que nos llevó. Esa noche teníamos que salir directo para Viña Del Mar, donde nos esperaban. Claro, lo que no sabíamos era que el último micro ya lo habíamos perdido, asique nos preparábamos a pasar la noche en la terminal hasta que salga el primer micro a primera hora. Estabamos cansados y sabíamos que faltaban 2 horas para llegar pero eso nos desalentó bastante, y más todavía cuando nos dijeron que en 40 minutos cerraba la terminal. Cartón lleno. Ya habíamos averiguado un hostel, uno bien cercano, y nos querían cobrar una exageración que no teníamos previsto.

Cerca nuestro rondaba un pibe de no más de 25 años, al cual le dijimos que cerraba la terminal, nos respondió “what?”, era canadiense… No estaba ni enterado de lo que pasaba, iba también de viaje pero para Mendoza, asique esa noche la pasamos el canadiense, un argentino más, y nosotros en una Shell. Muy atentos los playeros charlaron toda la noche con nosotros. Al otro día ni siquiera nos tomamos el micro de la bronca. Nos fuimos a dedo. Ya estabamos en Viña.

Viaje a dedo hasta Osorno

Osorno – Santiago en el día!!!

Los encantos de Viña

Anuncios

Deja un comentario

18 octubre, 2012 · 18:05